lunes, 9 de marzo de 2009

Como cuidarse las Almorranas

Como Cuidar las Almorranas

Las almorranas son inflamaciones de las venas o arterias de esa zona, las almorranas pueden ser interiores o exteriores las exteriores son más fáciles de curar.

Muchas veces salen por falta de ejercicio y no hidratarse bien , otras veces de falta de fibra, o sea de comer poca verdura, también pueden ser provocadas por una deficiente higiene o de dejar esa zona sin aceites:

1) Cada vez que vayas a defecar, limpia bien y al final con un aceite como jhonson o un poco de aceite de girasol mezclado con agua, agregalo en el papel higiénico y terminas de limpiarlo bien.

2) Con una crema antirozamiento para la piel o antiescoceduras, te la untas en el ano para mantener hidratado ese lugar.

3) Procura siempre beber dos litros de agua para evitar el estreñimiento y que no salgan muy duras las heces fecales.

4) Procura comer verduras. para evitar el estreñimiento

Es un proceso que de mantenerse con cuidado y atención , se puede llegar a controlar , existen ciertos procedimientos tanto de higiene como alimenticios que pueden llegar inclusive a disminuirlas de una forma notable

Es cierto también que de no consumirse los suficientes liquidos el organismo carece de medios para tener y formar un bolo fecal que no cause problema

Misma situación se presenta con la fibra , en estos tiempos es fácil hacerse de fibra , ya sea de forma natural en frutas y verduras , o via los cereales que contienen un alto grado de fibra , ya tiene tiempo en el mercado incluso una bebida a base de all bran que te puede resultar muy útil, dado que viene enforma de cuarto de litro en tetrapack , lo cual permite su fácil transportación y aun mas sencilla ingestión.

1 comentario:

Eva PS dijo...

Buenos días,

Perdona que te escriba de forma pública pero no he encontrado otra forma de contactar contigo. Me gustaría que colaboráramos mutuamente intercambiando enlaces ya que tu blog trata de la misma temática que mi página.

Si estás interesado escríbeme a eva.paz.soto@gmail.com

Un saludo,

Eva